¿Cómo elegir unos botines de hombre?插图

Conoce primero tu tipo de pie

 

Como los pies planos tienen las articulaciones más sueltas y son menos estables, debes elegir botines con una protección del talón más rígida y una mayor estabilidad; los pies de arco alto carecen de la capacidad normal de amortiguación y absorción de impactos, por lo que debes elegir un par de botines con materiales amortiguadores para ayudar a amortiguar la fuerza de reacción del suelo.

 

La talla del zapato debe ajustarse a la forma del pie

 

La longitud del zapato debe ser aproximadamente 1,2 cm mayor que la longitud del pie (aproximadamente la anchura del pulgar). Cuando te pruebes el zapato, puedes tocar con los dedos el borde delantero del zapato y luego medir la distancia entre el talón y el borde trasero del zapato; la anchura del zapato debe estar en consonancia con la anchura del pie, y no debe quedar ni demasiado apretado ni demasiado holgado para deslizarse; si el zapato tiene plantilla, puedes sacar la plantilla y ponértela en el pie para medir.

 

El espacio interior del zapato debe ajustarse al pie, es decir, debe ser adecuado al tamaño de la circunferencia del pie, para que el zapato pueda envolver cómodamente y con seguridad el pie sin estar demasiado suelto ni demasiado apretado; además, se puede elegir un zapato con un protector de talón más estable y duro, para mantener la estabilidad del talón al caminar, y el talón no debe deslizarse hacia arriba y hacia abajo dentro del zapato al caminar; si hay alguna deformación del pie, es necesario medir el pie y pedir un zapato hecho a medida.

 

Lo ideal es que la altura del tacón sea inferior a 3 cm.

 

No compres botines puntiagudos para evitar dolores o callos causados por apretar los dedos; además, una altura de tacón inferior a 3 cm es ideal para evitar dolores causados por una presión excesiva en la parte delantera del pie, y el tacón no debe ser demasiado fino para evitar torceduras en el tobillo.

 

Elige botines con cordones o cierres de velcro.

 

Procura no elegir botines con cordones elásticos, cremalleras o hebillas, ya que esto permitirá que los botines toleren los cambios de volumen provocados por las diferentes posturas al sentarse y al ponerse de pie, y permitirá llevar los botines bien sujetos a los pies.

 

Es mejor comprar los botines por la tarde.

 

Pruébese ambos pies. Si el pie izquierdo y el derecho son de tallas diferentes, elija la talla más grande.

 

Lleve calcetines cuando se pruebe los botines.

 

Para los botines de piel, es preferible llevar calcetines normales de algodón, así que no se pruebe los botines descalzo.

 

Póngase de pie y camine cuando se pruebe los botines.

 

Cuando se pruebe los botines, póngase de pie y camine para sentir si son cómodos o no, no se siente simplemente para probárselos, porque el pie será más ancho cuando esté de pie, los dedos estarán ligeramente separados y la longitud del pie será mayor, así que póngase de pie y camine para probarse los botines, puede evitar comprar botines demasiado pequeños o estrechos, y es mejor caminar una cierta distancia en lugar de sólo dos o tres pasos, para asegurarse de que sus pies no se sienten incómodos antes de comprarlos.

 

No lleves botines nuevos demasiado tiempo

 

Como los botines nuevos son duros, es fácil que los pies soporten una presión anormal. Cuando lleves botines nuevos, debes comprobar si hay rotura de la piel, callos o enrojecimiento e hinchazón por presión.

 

Si los botines son adecuados o no, lo más importante es la sensación de tus propios pies.

 

Si los botines no son cómodos de llevar, por muy buena que sea su función o por muy deslumbrante que sea su aspecto, no es aconsejable comprarlos. Elegir un par de botines que se ajusten cómodamente a los pies es la elección inteligente.

By Tania

Leave a Reply