¿Cómo regatear en la cancha con zapatillas de baloncesto?插图

¿Cómo regatear en la cancha con lamelo ball shoes?

Regate en la pista

Reduzca la altura a la que bota la pelota. Cuanto más corta y rápida bote la pelota, más difícil le resultará a tu adversario romperla. Una forma eficaz de acortar la distancia a la que bota la pelota es lanzarla lo más cerca posible del suelo. Puesto que has adoptado una posición de centro de gravedad bajo (rodillas flexionadas, caderas sentadas hacia atrás), puedes controlar fácilmente el vértice del rebote de la pelota entre las rodillas y las caderas. Manteniendo las rodillas flexionadas y colocando la mano dominante junto a la pierna, regatea el balón en una posición de centro de gravedad bajo y muévete con rapidez.

Al driblar en una posición de centro de gravedad bajo, no tienes que inclinarte hacia un lado del cuerpo. Si lo haces, puede deberse a que estás regateando demasiado bajo. Recuerda que, cuando regateas en una posición con el centro de gravedad bajo, el balón puede rebotar hasta la altura de tus caderas y seguir conservando la mayoría de las ventajas defensivas de regatear en una posición con el centro de gravedad bajo.

Mantén la cabeza alta.

Cuando aprendes a regatear por primera vez, puede que no te sientas cómodo con el proceso y que te resulte difícil regatear sin mirar el balón. Sin embargo, es importante practicar mirando a todo menos al balón. Durante el juego, tienes que buscar a tus compañeros, estar atento a los defensas y saber dónde está la canasta. No puedes hacer todas esas cosas si pasas mucho tiempo mirando el balón.

Practicar mucho es la única manera de confiar realmente en tu capacidad de regate. No puedes permitirte perder el tiempo prestando atención a las minucias del regate durante un partido. Para que el regate se convierta en algo natural, tienes que ser capaz de “confiar” en que el balón volverá a ti aunque no lo estés mirando.

Saber dónde regatear.

Cuando regateas en un partido, tu forma de hacerlo debe ajustarse a la posición de los demás jugadores y a la situación que te rodea. Si te encuentras en una pista abierta con menos defensas (por ejemplo, si traes el balón desde el fondo de la cancha después de que un adversario haya marcado), puedes driblar por delante de tu cuerpo, lo que maximizará tu velocidad de regate en la medida de lo posible.

Sin embargo, cuando te acerques a un jugador defensor (especialmente a uno que te esté defendiendo exclusivamente a ti), debes golpear el balón en el lado de tu cuerpo (el lado del pie que tienes delante) mientras adoptas una posición defensiva con el centro de gravedad bajo. De este modo, el jugador que te defiende tendrá que cruzar tu cuerpo para tocar el balón, lo que le dificultará tocar el balón y posiblemente provocará una falta.

Colócate entre el defensor y el balón. Si te encuentras en la trayectoria de uno o varios defensores (es decir, que te siguen e intentan romper el balón, impidiéndote tirar y pasar), protege el balón con tu cuerpo. En este punto, nunca regatees por el lado del defensor. En lugar de eso, ponte entre el defensor y el balón, dificultando así que el defensor pueda romper el balón (recuerda que el defensor no puede empujarte ni golpearte para conseguir el balón, lo que le pondría en riesgo de falta).

No dejes de driblar. Según las reglas del baloncesto, los jugadores ofensivos sólo pueden driblar y dejar de driblar una vez cada vez que reciben el balón. Cuando estés regateando en un partido, no dejes de regatear a menos que sepas qué hacer después de dejar de regatear. Una vez que dejas de regatear, no puedes volver a hacerlo, y si el defensa es muy listo, puede aprovecharse de tu incapacidad para moverte.

By Tania

Leave a Reply